Asesores en León, Oviedo y Madrid

El permiso de lactancia: ¿En qué consiste?

El permiso de lactancia es uno de los permisos retribuidos que establece el Estatuto de los Trabajadores y que puede disfrutar el trabajador, ya sea el padre o la madre, que tenga un hijo menor de nueve meses.

Conozca más en detalle en qué consiste dicho permiso.

¿Cómo ejercer el permiso de lactancia?

Tenemos que el trabajador que tenga un hijo y hasta que éste cumpla los nueves meses puede:

  1. - ausentarse una hora diaria de su trabajo, bien ausentándose una hora dentro de su jornada o bien dividirlo en dos medias horas. En todo caso, este permiso no puede disfrutarse ni al principio ni al final de la jornada. 
  2. - reducir su jornada en media hora diaria. Esto sí permite entrar o salir media hora antes a trabajar.
  3. - acumular el periodo en jornadas completas. Se necesita llegar a un acuerdo con el empleador, si no se establece nada en el convenio.

Así, cuando el trabajador quiera acogerse a cualquiera de las modalidades, debe presentar un escrito a su empleador, con una antelación de quince días, donde solicita y concreta cómo quiere disfrutar del permiso.

¿Cómo calcular el periodo acumulable en jornadas completas?

Cada vez es más frecuente que tras el permiso de maternidad se solicite disfrutar de la acumulación de horas de permiso de lactancia en jornadas completas, posponiedo así la reincorporación al puesto de trabajo. 

Esta opción puede interesar a ambas partes ya que las alternativas de ausencia o reducción de jornada, según el trabajo desempeñado, puede conllevar dificultades a la hora de sustituir a la persona. Así, en determinadas situaciones, esta acumulación en jornadas completas, permite una sustitución más fácil de llevar a cabo, por ejemplo mediante la contratación de un interino.

Si el contrato está acogido a un Convenio Colectivo, debe consultarse si se ha establecido especificamente la concreción de los días en los que se puede acumular. 

Pero en caso contrario, hay que llegar a un acuerdo que sea satisfactorio para ambas partes.

Para ello puede cogerse un calendario y contar los días laborables que transcurren desde el día que se desea iniciar este permiso y hasta que el niño cumpla los nueve meses. De esta manera se obtienen las horas de lactancia que se disfrutarían en el caso de acogerse a la ausencia de una hora diaria. Después se divide por las horas diarias que el trabajador realiza y así se obtienen los días que se pueden acumular y sobre los que se puede negociar.

Ejemplo. Al contar las horas que un trabajador se puede ausentar cada día laborable, por permiso de lactancia, tenemos que salen 122 horas.

Si trabaja 5 días a la semana, haciendo cada día 8 horas, debe hacerse 122 horas / 8 horas = 15 días.

Si trabaja 6 días a la semana, trabajando cada día 6 horas y media, debe hacerse 122 horas / 6,5 = 19 días.

¿El padre o la madre?

Cualquiera de los dos puede solicitar el permiso de lactancia, ya que este permiso no obliga a que sea para la lactancia natural. Pero lógicamente, y así se establece en la normativa, sólo lo puede disfrutar uno de los dos.

También puede disfrutarse en los casos de adopción y acogimiento. 

¿Y si solicita la guarda legal?

Es compatible con la reducción de jornada por guarda legal.  

¿En qué normativa se establece este permiso?

El artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores trata en concreto en su apartado 4 sobre el permiso de lactancia , indicando que

[...] para la lactancia del menor hasta que este cumpla nueve meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. [...]

[...] Quien ejerza este derecho, por su voluntad, podrá sustituirlo por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquella. [...]

También, en ese mismo artículo pero en su apartado 7, se indica que es el trabajador quien debe concretar el horario en que quiere disfrutar de dicho permiso y que debe preavisar con quince días de antelación.