En el BOE del 22 de julio de 2015 se ha publicado la Ley 23/2015, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En su artículo 16  "Auxilio y colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social"   se regula la cesión de datos y antecedentes de la Administración Tributaria a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sin necesidad de consentimiento del afectado.

Igualmente en el artículo 17 "Colaboración de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social" se indica que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social facilitará la información que se le requiera y prestará su colaboración y apoyo a las Administraciones Públicas. 

De esta manera quedan establecidos programas de coordinación y correspondencia entre ambos para la prevención y corrección del fraude.

Existen actualmente planes de actuación con el fin de aflorar la economía sumergida, por lo que inspectores de trabajo pueden en cualquier momento presentarse en las instalaciones junto con inspectores de Hacienda ante una sospecha de fraude y trabajo no declarado.