Subscríbete a Nuestro Boletín

Los Intereses de demora ¿no deducibles o deducibles?

por | Jul 9, 2016 | Impuesto Sociedades

Los intereses de demora compensan el tiempo en el que la Administración Tributaria no ha podido disponer de las sumas que debieron ingresarse dentro del plazo fijado.

El Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) reitera el criterio de los tribunales de justicia y considera no deducibles los intereses de demora (TEAC 7/5/15). La Dirección General de Tributos sin embargo en varias consultas resuelve que sí son deducibles. Entonces ¿se deducen o no?

Criterio de la Dirección General de Tributos

En varias consultas a la DGT se ha resuelto que son deducibles los intereses de demora al ser gastos financieros y dado que el artículo 15 de la Ley del Impuesto de Sociedades no establece expresamente que estos intereses no sean deducibles (consultas 2266-03 y 1179-97).  

En otra consulta vinculante (V4080-15) constata además que no se pueden considerar “gastos de actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico” y que se tratan de gastos con carácter indemnizatorio y no sancionadora y consecuentemente son deducibles.

Criterio del Tribunal Económico Administrativo Central

El TEAC entiende que de aceptarse el carácter de gastos necesarios, desaparecería la función llamada a cumplir por estos intereses, pues la deducción como gasto tendría por efecto el descompensar la situación que precisamente tratan de corregir los intereses de demora.

Sin embargo sí se consideran deducibles los intereses derivados del fraccionamiento o aplazamiento del pago de los tributos, ya que se trata de un pacto con la Hacienda Pública, que conlleva tal aplazamiento.

Entoces ¿son o no deducibles?

La Agencia Tributaria ha publicado un informe emitido por la Subdirección General de Ordenación Legal y Asistencia Jurídica con el fin de aclarar la controversia resolviendo que…

  1. .- Los intereses de demora contenidos en las liquidaciones administrativas derivadas de procedimientos de comprobación, de naturaleza indemnizatoria, no son partidas deducibles a la hora de determinar la base imponible del IS, en aplicación de la doctrina vinculante del TEAC (Resolución del TEAC de 7 de mayo de 2015 (R.G. 01967/2012)).
  2. .- Los intereses suspensivos, debido a su naturaleza financiera, sí son deducibles a la hora de determinar la base imponible del IS, equiparándose así a los aplazamientos. 
  3. – En los casos que sea necesario dictar una nueva liquidación, en virtud del artículo 26.5 de la LGT, y hubiera mediado suspensión, los intereses de demora liquidados sobre la nueva cuota no serán deducibles desde que se produjo el incumplimiento por parte del obligado tributario hasta que se produce la primera liquidación administrativa en la que se corrige dicho incumplimiento. Los intereses devengados a partir de ese momento sí serían deducibles.

Fuente: Informe relativo a la deducibilidad en el Impuesto de Sociedades de los intereses de demora

Categorías

¿Qué es el Impuesto de Sociedades? Cuestiones Generales

¿Qué es el Impuesto de Sociedades?

Es un impuesto directo y personal que grava la renta de las sociedades y demás entidades jurídicas.

Se dice que es de carácter directo, porque grava la renta como manifestación directa de la capacidad económica del sujeto pasivo.
Tiene una naturaleza personal, porque tiene en cuenta las circunstancias particulares de cada contribuyente en el cálculo de la cuota tributaria.

Anticipo de clientes: cuándo se paga el IVA y cuándo el Impuesto de Sociedades

Si cobra anticipos a su clientes, tenga en cuenta que el IVA sí debe liquidarlo en el momento del cobro de dichos anticipos, pero ¿a efectos del Impuesto de Sociedades cuándo se debe incluir el ingreso en la base imponible?.

Pago a cuenta de Sociedades: las dos modalidades

Las sociedades mercantiles tributan por sus beneficios en el impuesto de sociedades, debiendo además realizar tres pagos fraccionados durante el año: en abril, octubre y en diciembre. Estos pagos suponen anticipar el pago del Impuesto de Sociedades que se presenta una vez transcurridos seis meses tras finalizar el ejercicio fiscal.

Existen dos formas de calcular dicho pago fraccionado del Impuesto de Sociedades. Conozca en este artículo las diferencias y cuál le conviene elegir.

¿Es mi sociedad patrimonial?

El concepto de sociedad patrimonial es puramente fiscal, no es civil, ni mercantil.

La regulación normativa del Impuesto sobre Sociedades por la reforma fiscal que ha entrado en vigor a partir del 01/01/2015, incluye dentro del hecho imponible dos nuevos conceptos, que debemos conocer y considerar a la hora de establecer si una sociedad tiene el carácter o no de patrimonial.